12-07-2016 / En conjunto con el NEA

Santa Fe impulsa la superficie girasolera

La primera estimación nacional de siembra anticipa un crecimiento de 380.000 hectáreas respecto del año pasado. Sería un aumento de 31% y el área se ubicaría 6% arriba del promedio de las últimas 5 campañas.



Campolitoral

campo@ellitoral.com


Impulsado por un incremento en la siembra en el centro norte santafesino y el Noreste Argentino, la superficie implantada con girasol a nivel nacional podría crecer 31% interanual, hasta alcanzar 1.6 millones de hectáreas (versus 1,22 millones de 2015), un 6% arriba del promedio de las últimas cinco campañas.


El informe de pre-campaña de girasol publicado hoy por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires destaca la participación santafesina, a pocas semanas de que comiencen las primeras labores de siembra. “El análisis realizado durante las últimas semanas indicó que el incremento esperado de 380.000 hectáreas para la campaña en curso, se concentraría en mayor proporción sobre las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe”, detalla el trabajo realizado en base a un relevamiento en toda el área agrícola nacional al 12 de julio.


Esta situación implicará, además, un incremento en la participación de la franja norte sobre la producción girasolera nacional. “Durante las últimas campañas la participación del cultivo osciló entre un 24 % y 32 %, relevándose principalmente para el presente ciclo una tendencia de expansión en el núcleo productivo del centro del Chaco y noreste de Santa Fe, que elevarían los valores de participación de la región a nivel nacional”.


La condición de humedad, la demora en la siembra de trigo, la presencia de anegamiento en el sur bonaerense y el esquema comercial, son algunos de los factores que impactan sobre las expectativas iniciales de siembra de la oleaginosa.


El principal factor que impulsa la siembra en el norte santafesino está vinculado a la disponibilidad de agua útil en el perfil. “Sobre las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe, la condición climática de sequía se revirtió a partir del mes de junio, registrándose precipitaciones que permitieron recomponer humedad en el perfil y lograr condiciones óptimas para la implantación de la oleaginosa”, indica el trabajo.


Otras variables que alientan la siembra son: la mejora en la relación precio-costos, a partir de la quita de retenciones a la exportación; una importante superficie de trigo sin sembrar, especialmente en Chaco; y la posibilidad de recuperar lotes con menor aptitud agrícola, además de que una “mayor diversificación de cultivos de gruesa en la rotación brindará las condiciones para que el girasol ocupe parte de la superficie destinada a soja durante el ciclo previo”.


En otras regiones, como el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa, Sudeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado también se registraría un incremento en la intención de siembra con girasol, aunque en menor proporción.


Entre los factores negativos amenazan el cultivo, el informe de la Bolsa porteña menciona los excesos hídricos en el sur bonaerense, la escasez de semilla, la competencia del maíz y las bajas temperaturas sobre la cama de siembra.


“Esta primera proyección de área se encuentra sujeta a la evolución de las condiciones climáticas en el sur bonaerense -advierte el informe-, las cuales podrían incrementar la intención de siembra en el caso de que no se registren nuevas precipitaciones de gran intensidad, que provoquen excesos hídricos prolongados y falta de piso para la siembra”. 



+ Noticias


En Portada

Sueño cumplido: la desmotadora de El Nochero se hizo realidad

El viernes 12 de octubre, con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz, quedó inaugurada la obra de la Unión Agrícola de Avellaneda que permitirá procesar el algodón en origen. Allí se concentra el 80% de la producción santafesina, pero debían procesar la fibra fuera del distrito.

Sueño cumplido: la desmotadora de El Nochero se hizo realidad