31-05-2018 / Por cuestiones sanitarias

Proponen en Santa Fe una barrera a la importación de carne porcina

Lo hizo el senador por el departamento Caseros Eduardo Rosconi, mediante un proyecto de ley que propone prohibir el ingreso de productos, subproductos y derivados cárnicos porcinos provenientes de países no libres de Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS).



Campolitoral

 

El senador por el departamento Caseros Eduardo Rosconi presentó en la legislatura santafesina un proyecto de Ley por el cual se busca prohibir en todo el territorio provincial, el ingreso de productos, subproductos y derivados cárnicos porcinos provenientes de países no libres de Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS).

 

Si bien el objetivo de la iniciativa de Ley apunta a preservar el estatus sanitario de la producción local, evitando la introducción y propagación en Santa Fe de enfermedades exóticas -así consideradas para el territorio nacional- lo que propone claramente, y de manera indirecta, es brindar además una respuesta a la difícil situación por la cual hoy están pasando los productores de cerdos locales, afectados ante anuncios de apertura comercial indiscriminada.

 

Según el legislador, la importación de carne porcina podría desencadenar el quebranto a más de 2000 pequeños emprendimientos.

Rosconi manifestó que luego de reunirse en varias oportunidades, los productores del sector le manifestaron sus preocupaciones por los anuncios de funcionarios nacionales, quienes expresaron que habilitarían el ingreso de carne porcina desde el exterior, lo que podría desencadenar el quebranto a más de 2000 pequeños emprendimientos.

 

 

Frente a esta posibilidad, el legislador expresó: “consideramos conveniente ser el eco de sus planteos, presentando un proyecto de ley que proteja no sólo la producción porcina sino también, importantísimo, la salud de la población santafesina”.

 

Además agregó que “conceptos como sanidad, higiene y bioseguridad mejoran los índices de eficiencia productiva, la calidad de los productos porcinos destinados al consumo humano y la sustentabilidad de la producción y el agravante de una competencia donde la procedencia de la materia prima adolece sanitariamente”.

 

Además remarcó que la iniciativa establece “una defensa sanitaria de cualquier agente externo que sea introducido en nuestra provincia y ataque nuestra calidad alimentaria, y por ende, nuestra salud, que tanto esfuerzo e inversión demanda, desde los actores públicos y privados, instituciones, organizaciones y demás entes relacionados”.

 

Cabe mencionar, que se ha tomado como antecedente la flamante legislación de la provincia de La Pampa, donde el gobernador Carlos Verna resolvió prohibir el ingreso de carne porcina proveniente de los Estados Unidos, a fin de preservar el estatus sanitario por considerar que comprometería "las condiciones sanitarias de la producción del territorio pampeano y los futuros mercados".

 

 

La decisión del mandatario pampeano se concretó a través del decreto 773/18, donde se aprobó la reglamentación de la Ley 3.043 declarando de “interés provincial” la producción y comercialización porcina, así como la prohibición del ingreso de esta carne a La Pampa.

 

En el artículo 3° se prohíbe el ingreso a La Pampa de productos, subproductos y derivados cárnicos porcinos que provienen de países no libres del síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS), circunstancia que exige instrumentar a través de la autoridad de aplicación, sistemas para controlar y fiscalizar el cumplimiento de tal prohibición, asegurando la calidad de los alimentos que transitan y puedan ingresar.



+ Noticias


En Portada

Sueño cumplido: la desmotadora de El Nochero se hizo realidad

El viernes 12 de octubre, con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz, quedó inaugurada la obra de la Unión Agrícola de Avellaneda que permitirá procesar el algodón en origen. Allí se concentra el 80% de la producción santafesina, pero debían procesar la fibra fuera del distrito.

Sueño cumplido: la desmotadora de El Nochero se hizo realidad