CampoLitoral
Edición del Sábado 13 de mayo de 2017

En la Justicia de Chaco

Nuevo round por la propiedad intelectual

La semillera Monsanto accionó contra una Cooperativa del norte santafesino por el supuesto uso sin autorización de la tecnología en soja Intacta, resistente a insectos. El acopio sostiene que actuó en base al marco legal. Este año se trataría una Ley de Semillas.

3NOTAREL_P1240192.jpg

Argumentos encontrados. La empresa accionó contra la Cooperativa del norte santafesino. Foto:Campolitoral

 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

La empresa multinacional llevó a la Justicia a una planta de acopio de una Cooperativa de Santa Fe que también opera en la provincia de Chaco por el supuesto uso sin autorización de la tecnología en soja Intacta. Se trata de la planta de acopio la Unión Agrícola Avellaneda de General Pinedo, la que fue allanada luego de una presentación de la empresa ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Sáenz Peña. El operativo incluyó la toma de muestras de semillas en el lugar.

El hecho se da en el marco de un conflicto de fondo respecto del pago de regalías por el desarrollo de la biotecnología. De hecho, el año pasado la empresa accionó de manera similar contra una planta de la Cooperativa AFA (Agricultores Federados Argentinos) en Salta, también por el supuesto uso indebido de la tecnología de parte de los productores, ya que la misma no estaba adherida al sistema de control que suscriben de manera particular los productores con la empresa. Luego del reclamo, AFA regularizó la situación.

Se estima que al momento del operativo, había unas 12.000 toneladas de granos de soja en la planta, cifra que da indicios de que por el porcentaje de penetración que dicha tecnología tiene en la zona, ya que en el norte es donde ha resultado más eficiente. En la región se comercializan unos 3 millones de toneladas de oleaginosa, y por la cooperativa pasa aproximadamente el 10 % de ese volumen.

La postura de la empresa es que con esta nueva medida se están cerrando los puntos de entrega sin control, y ya no quedarían lugares que reciban granos en violación con las normas vigentes. Además, se habla de un gran descontento con la cooperativa por parte de aquellos operadores de granos que cumplen con las normas acordadas. Según trascendió, desde la empresa dijeron que a los productores involucrados se les dará la oportunidad de regularizar su situación.

“Estamos en regla”

Según Fabián Sánchez, gerente de la Cooperativa, en principio no hay juicio, sino que se trata de una medida preliminar. “Tampoco fuimos demandados, no sabemos de dónde viene esta acción. Tomaron muestras de nuestra soja en la planta de General Pinedo y se llevaron algunas otras muestras de lo que había en los archivos de la Cooperativa. Pero la Unión Agrícola no firmó ningún acuerdo, porque para producir o vender soja Intacta, el comercio o el productor tiene que haber firmado un acuerdo con la empresa”. Y también aclaró que la Cooperativa no produce, no siembra; sino que sólo acopia, por lo tanto no utiliza la tecnología. “Recibimos la soja pero no la testeamos, sólo sacamos una nuestra y la conservamos para tener un archivo en caso que el INASE (Instituto Nacional de Semillas) lo solicite. “Eso dice la Resolución vigente (107/16) que luego fue modificada, prorrogando esta misma normativa del Ministerio de Agroindustria”. Sánchez sostiene que cada vez que viene la campaña, la empresa pretende avanzar con el cobro del canon, “y si bien nosotros apoyamos el reconocimiento por el desarrollo de la tecnología, no estamos de acuerdo con esta metodología”.

Y sostuvo que los desarrollos de propiedad intelectual que pretende cobrar tienen que estar regulados por el Estado. Actualmente “la ley de semillas lo regula y si la empresa no se ve satisfecha con la regulación legal sobre los derechos de propiedad intelectual, debe esperar una reforma a la ley: el conflicto se origina en la intención de la empresa”, criticó. “Ellos sostienen que la ley de patente le da derecho al cobro, pero en Argentina al tema lo regula la ley 20.247, que es la ley de semillas. Y se trata de un régimen que protege los derechos de la propiedad intelectual pero no por la patente, lo que tiene que cobrar el obtentor de paga al vender la bolsa de la semilla. La empresa pretende instalar un régimen distinto. En Argentina se prohibe el patentamiento de seres vivos, aunque ellos dicen que patentan el proceso”, argumentó.

Proyecto de ley de semillas

El Gobierno analiza un proyecto para modificar la ley de semillas, alguno de cuyos artículos establecen “que todo reconocimiento por la propiedad intelectual en semillas que una empresa le puede reclamar al productor, se debe hacer justamente en la semilla. Por otro lado, apunta a acotar el “uso propio”, la figura contemplada en la ley actual que le permite a un productor reservarse semilla de una cosecha de soja o trigo para volver a utilizar en la campaña siguiente. Sobre este punto, la iniciativa expresa que tras la compra de la semilla el productor deberá pagar por tres campañas más por la semilla que se reserve para uso propio. En cambio, si en la nueva siembra se reserva más de lo inicial deberá pagar sin límite de tiempo. También precisa que el Instituto Nacional de Semillas (Inase), “tendrá acceso a cualquier cultivo o producto de la cosecha en cualquier lugar que se encuentre, a los fines de verificar la legalidad de la semilla que le dio origen, en cumplimiento de la presente Ley”. Según una fuente oficial, la nueva ley no bloquea el tema de las patentes. Monsanto, por ejemplo, argumentó su reclamo por Intacta en una patente. La nueva propone que los cobros al usuario (productor) los hace el titular de una variedad o su licenciatario.

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema

Encontrá ediciones Anteriores

<<Diciembre 2017>>
L M M J V S D
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Año:
Mes: