CampoLitoral
Edición del Sábado 25 de noviembre de 2017

La capital de la Pyme Agroindustrial

Una comunidad de fierro

Las Parejas consolida su marcado perfil agroindustrial a través de sus más de 150 empresas pymes que permiten -con subas y bajas- mantener uno de los índices de ocupación más altos del país. Los desafíos y amenazas para el sector se analizaron en una recorrida por cuatro de las empresas más importantes de la localidad.

missing image file

Trabajo local. En algunas empresas implementan horas extras por la demanda del mercado. Para el trabajador, el premio por productividad suma.

Fotos: Campolitoral

 

Federico Aguer

faguer@ellitoral.com

En Las Parejas todo se vive con mucha pasión. La misma que divide como una grieta a los seguidores de Sportivo y de Argentino, pero que une a todos sus habitantes detrás de un legado, donde el campo moldea una fuerte impronta agro industrial. Este fin de semana, se realizó la Exposición Agro Pyme, que contó también con una Jornada “Agro Perspectivas del Sector para 2018” a cargo de destacados disertantes.

Si bien la foto actual de la metalmecánica arroja cifras esperanzadoras, también se encienden luces de alarma para la localidad y el sector todo. Por eso, Campolitoral se sumó a una gira organizada desde la intendencia local por cuatro de las plantas más representativas de la ciudad para conversar con sus referentes de primera mano.

De hecho, según el último informe del Indec, la venta de que en forma trimestral analiza la coyuntura del sector, las ventas de tractores crecieron un 37% y las de cosechadoras casi un 33% en el tercer trimestre de 2017, en comparación con la misma etapa del año pasado. Las operaciones con sembradoras hicieron su parte con un 11 %, y los implementos agrícolas un 5 %. Pero no todas son luces verdes. De hecho, en Las Parejas están preocupados. Pero -acostumbrados a los vaivenes del país- decidieron apostar por la diversificación para salir adelante.

Un pueblo trabajador

Horacio Compagnucci es el intendente de Las Parejas. Ex futbolista, declara con una sonrisa y con diplomacia política que jugó “en los dos equipos”, pero -ya hablando en serio- que la muestra ya se realiza desde hace 14 años, para reflejar el trabajo de todo un año. “Las Parejas es una ciudad muy trabajadora, y esto late al compás del trabajador. Porque gracias al empresario hay trabajo, y gracias al trabajador hay empresa”, manifestó. Según Compagnucci, es un círculo virtuoso, ya que “de una empresa sale un taller, y cada empresa se hace conocida por un implemento, pero no se queda con eso, sino que salen a buscar nuevas alternativas. Esa impronta puede tener sus dificultades, porque a veces ese taller se inicia en un garaje de una casa, y con el tiempo crece y al vecino le molesta el ruido, pero esa es la postal de al ciudad y nosotros preferimos que nos golpeen la puerta por que hay un ruido y no que nos golpeen la puerta por el silencio”.

El intendente destacó que en Las Parejas es muy importante la parte metalúrgica, pero que también se destaca el rubro del plástico (agropartistas de las principales empresas), las fundiciones (de maquinaria agrícola y para la minería o el petróleo), y los talleres tercerizados de las empresas que a su vez tienen algunos empleados. “Sólo Ombú trabaja con 25 talleres, y calculamos estar gracias a esto en el 95 por ciento de ocupación en una localidad de 15.000 habitantes”, sostiene con orgullo.

También reconoce que la sintonía del campo y del mercado interno hace que las empresas locales se vuelquen mayormente a ese destino, “cuando hasta 4 años atrás de acá salía el 30 % de la producción hacia otros países”.

A la hora de plantear los desafíos, el intendente local enfatizó que las casi 450 empresas son todas de capitales locales, reinvierten en su emprendimiento buscando ser competitivas con mayor tecnología, compiten con las empresas multinacionales. “Y en estos momentos, eso se les hace difícil. Eso no pasa por el salario del trabajador, sino por un complemento de cosas que los obliga a buscar herramientas, y en gran medida lo están logrando, en la búsqueda de la diversificación”, sostuvo.

Públicos y privados

Según Pablo Carlachiani, secretario de la Industria y Desarrollo Económico municipal, se viene trabajando con esta muestra que refleja el perfil productivo de la localidad y sus características intrínsecas. “Pertenecemos a una región netamente productora de agropartes: fundición, plásticos y alimentación, todo muy relacionado al agro. Con 15.000 habitantes, tenemos 170 industrias, una cada 90 habitantes, y eso nos hace la capital nacional de la pyme agroindustrial”, repitió con orgullo.

También manifestó que el nivel de empleo en la actualidad es bueno, “y pretendemos que se cumplan las expectativas para los próximos años también, hay más de 2.400 personas empleadas en un parque industrial de 95 hectáreas, todo cubierto, con una ampliación de 30 hectáreas nuevas en breve.

Consultado sobre la incidencia de la apertura de las importaciones en la industria local, sostuvo que impacta más en algunos rubros, “y que es una de las variables inciertas, que al no tener definido el rumbo no se sabe su impacto final. La importación se ha venido duplicando en los últimos años y de profundizarse puede transformarse en una amenaza, sobre todo a nivel insumos que se fabrican acá con altos niveles de competitividad”.

Finalmente, sostuvo que pretenden créditos para poder tener competitividad a nivel internacional. “Y una regulación clara de las importaciones brindando certeza, porque en este nivel, para hablar de inversiones tan importantes se necesita una certeza de 5 a 10 años para saber que puede llegar a pasar”.

60 años no es nada

Daniel Scarpeccio, de Super Walter, remarcó que este año cumplen 60 años, y en la muestra Pyme la gente se los reconoció. Tienen 130 empleados, exportan a más de 10 países, y están en plena producción, con horas extras, y planean cerrar un buen año. “Esperemos que el año que viene no se corten los créditos, porque son una herramienta muy importante para poder vender la maquinaria agrícola. Desde hace mas de 10 años certificamos ISO 9001 y estamos haciendo inversiones continuamente. Este año incorporamos 17 nuevos empleados porque estamos lanzando dos nuevos productos al mercado que es lo que se viene, sembradoras de gran ancho de labor, de gran autonomía y de fácil transporte”, sintetizó.

Respecto de esta tendencia, sostuvo que actualmente todas las máquinas salen con monitores de siembra incorporados, GPS para evitar marcadores hidráulicos y trabajar durante la noche (te guía por una pantalla); se les está instalando dosificadores electrohidráulicos (sólo con regularlos desde el tractor varía la máquina). “La tendencia es más electrónica y más hidráulica en la máquina”, resumió. Hoy, esta empresa ofrece 12 modelos de sembradoras con distinta configuración de ancho de labor a pedido de los clientes. “En el rubro sembradoras la situación es alarmante porque crece exponencialmente; pasamos de 50 en 2016 a 142 en lo que va de este año. Tenemos altos costos de producción y mucha presión tributaria como para competir en condiciones de igualdad. Los tarifazos fueron muy violentos”, sostuvo.

missing image file

Optimismo

Carlos Castellani, titular de Apache y actualmente director del Banco Nación, destacó que también cumplen 60 años de trabajo con más de 200 personas, proveedores y concesionarios incorporados. “Logramos imponer una marca en el país y en otros países”. En referencia a la actualidad nacional, dijo que “estamos en proceso de transformarnos en un país normal, pero eso significa una fábrica que es una familia, porque hemos pasado en 60 años malas y buenas y muchas veces las solidaridad ha sido de parte de los directivos hacia los empleados, y otras veces ha sido al revés, y el trabajador con mucha solidaridad estirando el trabajo permitió pasar el mal momento. Hoy cuando paso por la máquina y nos saludamos con el trabajador, sabemos que estamos en lo mismo, la empresa es de todos”, expresó con una sonrisa.

Con la ampliación de la planta realizada en 2014, Apache abarca hoy un predio de 59.000 metros cuadrados, con una superficie cubierta de 27.000. Incluida la fundición propia “Santa Catalina”, la empresa cuenta con 220 empleados y una producción anual de 200 sembradoras (350 módulos en total) que la ubica como la tercera del rubro con el 13 por ciento del mercado, debajo de Agrometal y Crucianelli. Apache fabrica sembradoras para fino y grueso que utilizan un mismo cuerpo, algo que le permite tener productos estandarizados.

Además de las sembradoras, Apache comenzó a importar de la India tractores Sonalika Solis, para operar como representantes en el país. Con el agregado de una pequeña porción de insumos propios, pone a la venta los “Solis Apache”, que van desde los 26 a los 110 HP y de los cuales ya se vendieron 220 unidades.

Trabajo en equipo

Para su hermano, Orlando Castellani, titular de OMBU, este evento es muy importante. “Nosotros lo vivimos con mucho tesón, trabajo, pasión y humildad, tratando de llevar adelante el proceso industrial, que dentro de un conjunto que participa la gente se genera trabajo y eso es muy importante para nosotros, eso lo tenemos muy presente, el trabajador es el mayor capital de una empresa”.

Castellani explicó que comenzaron con la maquinaria agrícola, pero después incorporaron los remolques (una de las principales actividades), “y hace tiempo incursionamos en los compactadores de residuos urbanos, un rubro con muchas expectativas”.

En cuanto a la generación de trabajo, sostuvo que la dotación de personal ha crecido mucho. Hoy asciende a las 470 personas, “y eso tiene una doble lectura, es un avance y muy positivo, pero para mantener una estructura grande hace falta la venta y una política que lo facilite. Seguimos siendo una Pyme, de origen totalmente nacional. Dar trabajo en poblaciones del interior es muy importante porque es el medio de vida de la gente. El resultado no es solo económico, sino que redunde en una vida digna de cada trabajador, no tener esa diferencia tan abismal”.

Calidad versus posventa

Para Alexis Gigli, de Caimán, la apuesta es la calidad y productos de alta competencia. “Fabricamos toda la línea de pulverización, de arrastre, autopropulsados y tres puntos, en diversos modelos. Nuestro fuerte es el mercado interno, con una exportación del 15 % de la producción anual. Los clientes piden y en base a eso trabajamos junto al equipo de desarrollo. Una de las últimas innovaciones fue el botalón de carbono. Nuestros clientes exigen calidad y una buena prestación. Somos 73 personas y para el próximo año esperamos mantener la producción y dar un pasito más en el volumen anual. Buscamos mantener la planta y que más gente se quiera sumar a esta línea”, proyectó.

 

missing image file

“Las Parejas es una ciudad muy trabajadora, y esto late al compás del trabajador. Porque gracias al empresario hay trabajo, y gracias al trabajador hay empresa”.

Horacio Compagnucci.

Intendente

missing image file

“Tenemos altos costos de producción y mucha presión tributaria como para competir en condiciones de igualdad. Los tarifazos fueron muy violentos”

Daniel Scarpeccio.

Súper Walter

Cabezal para sorgo. En Ombú, este producto ya se ganó un lugar en los exigentes mercados del mundo.

missing image file

“La reactivación del sector de maquinaria agrícola se debió a que el Gobierno bajó las retenciones, la salida del cepo, y los créditos del Banco Nación”.

Carlos Castellani.

Apache

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema

Encontrá ediciones Anteriores

<<Enero 2018>>
L M M J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Año:
Mes: