CampoLitoral
Edición del Sábado 02 de diciembre de 2017

La planta de biogás más moderna del país

La megaobra de energía verde

Este miércoles quedó formalmente inaugurado el imponente biodigestor de la multinacional Adecoagro, en la Estancia “Carmen”, en Christophersen. Se trata de una planta que generará energía a partir del aprovechamiento de los residuos orgánicos de dos tambos, donde producen nada menos que 93 millones de litros de leche al año.

8ABRE_ADECO CALESITA GIGANTE DE ORDENE.jpg

Esta calesita no choca. El mega tambo cuenta con 7 mil vacas en ordeñe que producen alrededor de 37 litros por vaca por día, lo que representa un total diario de 250 mil litros de leche. Y van por más.

Fotos: Transmedia VT

 

Pablo Rodríguez Campolitoral

campo@ellitoral.com

El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, concretó su primer visita a un establecimiento productivo. Fue en Christophersen, en el sur santafesino, donde participó de la inauguración del biodigestor que funciona en el tambo de la empresa Adecoagro.

“Los funcionarios tenemos que servir a la agroindustria para que desarrolle todo su potencial, en todos los eslabones de las cadenas productivas”, aseguró Etchevehere y “desde el Ministerio nos propusimos tres ejes: trabajar para simplificarles la vida a los productores en cuanto a la burocratización, mejorarles las condiciones de producción diaria, y la tercera es continuar abriendo mercados”, agregó frente a autoridades de la empresa, comunales y trabajadores del lugar.

El ministro realizó un recorrido por el tambo que emplea 160 trabajadores, y cuenta con 7 mil vacas que producen alrededor de 37 litros por vaca por día, lo que representa un total diario de 250 mil litros de leche.

Mediante el biodigestor, que comenzó a funcionar a comienzos de noviembre, se utiliza el estiércol de las vacas, para ser convertido en biogás, que a su vez se transforma en energía renovable que inyectan a la red nacional.

En otro orden, el Ministro manifestó la importancia de contar cada vez con más tambos como el que visitó, ya que le otorgan prioridad también al medio ambiente; y explicó que uno de sus ejes es escuchar y acompañar a todos los productores en sus necesidades “desde los que cuentan con 7 mil vacas, a los que tiene 70 o 7 vacas todos los eslabones de las cadenas productivas”.

Interacción Provincia y Nación

Del acto, participaron entre otras autoridades, el flamante ministro de Agroindustria de la Nación, junto con el secretario de Industria santafesino, Emiliano Pietropaolo. También estuvo el director responsable en Argentina y Uruguay de la empresa, Ezequiel Garbers, el presidente comunal anfitrión, Salvador Soraide, y la secretaria de Estado de la Energía de la provincia, Verónica Geese.

Desde el 3 de noviembre, se están inyectando 1.415 MW diarios al Sistema Interconectado Nacional (SIN), que es el equivalente a la energía que consume una población cercana a los 2.800 habitantes. La planta donde se genera el biogás, está instalada cerca de dos tambos y aprovecha las excretas de los animales y otras matrices orgánicas (residuos de alimentos balanceados). La energía eléctrica es generada con un grupo de cogeneración, compuesto por un motor endotérmico de avanzada.

La obra arrancó a mediados de enero del 2017, contando ya con una planta que está operativa desde hace casi tres meses y que para ponerla en marcha requirió una inversión de U$S 6 millones.

El biodigestor (contenedor hermético donde se deposita materia orgánica de la cual se obtiene biogás), es sin dudas un proyecto de avanzada, en un tambo que desde hace una década se procesa la leche de 7 mil animales, con un sistema de alimentación y ordeñe industrializado y controlado.

9C_171130092538.JPG

Entusiasmo. El ministro explicó que dentro de los ejes de la gestión de Agroindustria, está mejorar la calidad de vida de la gente del campo.

Contra el calentamiento global

El licenciado en Ciencias Ambientales Severo Ezequiel Maggio, explicó que la obra inaugurada consta de tres tanques de 3.500 metros cúbicos de capacidad cada uno, donde 2.500 metros cúbicos son para retener gas, en un proceso de doble etapa. Es decir: hay dos fermentadores primarios que producen el 80 % del biogás y un fermentador secundario que produce el 20 % restante. Vale aclarar en este sentido que el biogás es un gas compuesto 50/55 por ciento de metano y 40/45 por ciento de dióxido de carbono.

“Todos los días cargamos estiércol y descarte de alimentación de los animales. Adentro de los fermentadores, llevamos la carga a una temperatura de 43º. Ahí se produce un proceso de fermentación que genera biogás, que luego se inyecta a un motor donde se combustiona y se genera energía, posteriormente inyectada a la red nacional”, describió.

Parte de lo generado, se consume en sus instalaciones y el resto va a hacia la red. Es que al ser “punta de línea”, la energía se vuelca a María Teresa, Villa Cañás, San Gregorio y Cristophersen, según aclararon. Se genera durante todo el día, las 24 horas. En suma: en el mes son cerca de 30 MW que se producen.

Maggio, dijo que una vez que al estiércol se le extrajo toda la materia orgánica, el residuo es un buen fertilizante que aplican en los campos. “De esa manera cerramos el circulo de la generación de alimentos o forrajes para los animales, fertilizando los campos que van a producir”, aseguró.

Es para destacar que al procesar el estiércol en los fermentadores, se baja la carga orgánica y se disminuye lo que podría llegar a ir a las napas. “Tenemos un biofertilizante de excelente calidad y nos comprometemos a evitar el impacto ambiental. A su vez, evitamos la expulsión de metano a la atmósfera. Lo captamos, lo retenemos y lo quemamos. Estamos contribuyendo a disminuir el calentamiento global con generación de gas de efecto invernadero. Somos uno de los pioneros en la generación de afluentes y la producción de este tipo de energías”, precisó.

9A_171130105939.JPG

Corte de cintas. En el acto quedó inaugurado oficialmente el emprendimiento.

Duplicar la producción anual, el objetivo

A pesar de que Adecoagro tiene ya dos tambos que emplean a 160 personas diariamente en el sur santafesino, ya están trabajando en sumar un nuevo módulo. Allí, agregarán otras siete mil vacas, por lo cual, la producción de leche se duplicará.

El gerente de Negocio Lechero, Ernesto Juan Pittaluga, destacó que la empresa posee un modelo de tambo intensivo, que le permite a partir de darle confort a las vacas, transformar todo el forraje y los granos que se pueden producir en estos suelos, “llevándolo mediante un sistema eficiente a un montón de litros de leche; terminamos transformando proteína digital en animal”, subrayó.

Pittaluga, puso énfasis en la producción diaria de 250 mil litros de leche, donde se ordeñan siete mil vacas que dan 37 litros de leche promedio en el año. “Eso hace un total de 91 millones de litros al año. Un verdadero modelo en escala y de altísima productividad”, dejó en claro.

Anticipó que buscan duplicar la productividad, considerando que ya alcanzaron estándares productivos comparados con los que años atrás soñaban: “Aprendimos sobre el confort de las vacas y la alimentación (N de la R: las vacas Holando no pisan el campo, van directo de sus camas de arena bajo un largo tinglado, a ser ordeñadas; tienen sobre sus cabezas grandes ventiladores industriales para refrescarse), basándonos con equipos afianzados con procedimientos claros”, sostuvo. Y amplió: “creemos que estamos consolidados para construir un módulo nuevo donde vamos a sumar siete mil vacas más en ordeñe, con lo cual nos iríamos a una producción de 500 mil litros diarios de leche por día”, algo así como 182 millones de litros al año.

Calesita gigante

El de AdecoAgro se trata del primer tambo estabulado (lugar bajo techo donde viven gran parte de su vida los animales, con camas de arena o goma) en la Argentina, creado en 2007, y uno de los pioneros en su tipo en Sudamérica. Esta nueva tecnología mejora los niveles de productividad y permite la producción de leche a gran escala con un elevado nivel de estandarización.

Las vacas de ordeñe son alojadas dentro de establos de importantes dimensiones. Además, son ordeñadas tres veces al día, utilizando un mecanismo que consiste en una plataforma giratoria de 80 posiciones (con forma similar a una “calesita gigante”), que permite ordeñar un promedio de 500 vacas por hora.

Este trabajo de producción a escala industrial, se nutre de 250 hectáreas de alfalfa (con cinco o seis cortes por año), 800 hectáreas de maíz por tambo y 600 de verdeos de invierno (avena y trigo) ensilados. Cada tambo tiene un módulo de rotación de 900 hectáreas. Usan harina de soja o soja desactivada, de su propia producción. Y así, logran un modelo de bajo costo por litro producido. Los galpones son 100% nacional. Lo único que viene de afuera es la máquina de ordeñe.

9B_A51B536D-2C13-429A-BB5E-C4332B486230.JPG

Sinergia de verdad. Empresa, Provincia y Nación hicieron su aporte para lograr que esto sea noticia.

El aporte de Santa Fe

En diálogo con Campolitoral, Verónica Geese sostuvo que la apuesta de la provincia surgió de inmediato, a partir del contacto con la empresa. “Tomamos contacto con el proyecto y empezamos a prestarle apoyo técnico desde la subsecretaría de Energías Renovables y desde la EPE, que hizo un gran trabajo, y a partir de la ley de exenciones, la Ley 12.692 que tiene la provincia desde hace años permitió que se los exima del Impuesto a los Sellos en el contrato que firmó la empresa con el Estado Nacional en el marco del programa Renovar”. También aseguró que “todo ese trabajo lo venimos haciendo a lo largo de este año 2017 y creemos que este apoyo fue fundamental para que llegue a buen puerto. Nuestra intención es seguir apoyando a todos estos proyectos”, sostuvo la funcionaria provincial.

 

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema

Encontrá ediciones Anteriores

<<Diciembre 2017>>
L M M J V S D
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Año:
Mes: