CampoLitoral
Edición del Sábado 06 de octubre de 2018

Según Santiago del Solar

Lechería: “la foto de hoy es malísima”

El secretario de Coordinación de la Secretaría de Agricultura de la Nación conversó con Campolitoral en el marco del Seminario Acsoja. Se manifestó sobre la reducción de gastos implementada desde la cartera. Despidos, retenciones y su mirada de la gestión lechera.

missing image file

Exportar más. Esa parece ser la única política nacional para la producción lechera.

Foto:Campolitoral

 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

- ¿Cómo describiría el plan que están llevando adelante puertas adentro de la Secretaría?

- Tenemos un plan de trabajo que abarca lo mismo que veníamos haciendo de antes, con el mismo empuje y las mismas ganas, trabajando ahora dentro del Ministerio de la Producción. En el Ministerio -ahora Secretaría- de 2017 a 2018 bajamos el gasto nominalmente en pesos un 12.5 % y eso que hubo inflación en el medio. Hay reducciones muy importantes, que tienen impacto sindical, social, a veces en los servicios, pero tenemos que bajar el gasto, no podemos seguir gastando más de lo que tenemos. La causa que sucedan estas cosas es porque hemos gastado más de lo que teníamos, y hemos tomado deuda para cubrir este déficit. En noviembre del año pasado empezamos por reducir gastos políticos, con la reducción de 72 cargos. De 20 subsecretarías dejamos 8. Devolvimos 2 edificios, rematamos autos, devolvimos celulares que no sabíamos de quiénes eran ni para qué estaban. Estamos yendo gasto por gasto. También hubo reducción de personal, es cierto, pero lo que más tratamos de hacer es bajar el gasto general, esta baja del 12.5 en un año lo demuestra. La idea es manejarnos con el personal que tenemos, pero tuvimos que readecuar la planta con la no renovación de contratos de muchas personas que trabajaban en el Ministerio.

- ¿Cómo encaja la realidad argentina en el escenario granario mundial?

- Aprovecho para felicitar a Acsoja, que viene trabajando como cadena, ya que es la mejor manera de entender lo que está pasando, y juntos buscar las soluciones. Por otro lado, esta campaña el tema de la soja tiene mucha relevancia. Por un lado, por el conflicto comercial entre EEUU y China, con ese arancel del 25 % que cambia muchas reglas de juego en la mercadería. Sabemos que los mercados son vasos comunicantes que tarde o temprano terminan decantando, pero lo que no sabemos es cuánto va a durar esto. El interrogante pasa por saber si habrá una escalada o se irá frenado. Lo que sí sabemos es que hay una diferencia de U$S 50 entre el FOB argentino y el FOB Golfo, y eso es una diferencia enorme. Por otro lado, el tema interno, con una devaluación muy importante este año, el tema financiero económico sacudió mucho a la macroeconomía argentina. Hubo que tomar medidas muy duras, no había muchas opciones, y una fue la vuelta a los derechos de exportación a cultivos que no los tenían y para otros productos que tampoco los pagaban. Es la primera vez, es un atenuante importante, porque sabemos que las retenciones son un mal impuesto, un pésimo impuesto, el atenuante es que es esta vez es para todos. Muchos sectores que pedían que le pongan retenciones al otro, ahora también las tienen. Es una manera de demostrar que es feo, que para salir de este tema hay que bajar la presión impositiva y bajar el gasto público. Y a eso estamos abocados.

- ¿Cómo se entiende que los productores se resignaran a aceptar este paquete con retenciones móviles?

- Es un voto de confianza que no podemos defraudar. No caben dudas que la medida es mala, es un mal impuesto y ellos (los productores) confían que es un tema transitorio y que estamos haciendo lo que podemos para bajar el gasto.

- ¿Cómo ve la actualidad de la producción lechera y qué piensan hacer al respecto?

- Argentina no escapa al proceso concentrador, y los tambos chicos tienen la posibilidad de seguir, pero no de la manera que lo vienen haciendo. La foto de hoy es malísima, es inocultable, y con una devaluación que no tiene un correlato en el precio, que no crece a ese ritmo. En 2001 tardó mucho más, y quienes somos tamberos lo vimos. La clave son las exportaciones, de las que Argentina estuvo cerrada con los ROES; una barrera que por suerte no existe más. Cuando hay competencia y transparencia eso se puede lograr. Hoy el Siglea muestra cuánto vale la leche. Hoy hay muchas empresas que valúan “Siglea + 5” ,etc. Los precios hoy están on line. Y la exportación está traccionando cada vez, más abriendo mercados, que es la manera de lograr que el precio mejore. No habiendo competencia no hay manera de mejorar. Y se está dando con Sancor, donde se están comprando las plantas para seguir trabajando.

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema

Encontrá ediciones Anteriores

<<Octubre 2018>>
L M M J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Año:
Mes: