08 de Mayo de 2021 08:07 HS
Agricultura

Fertilizar es la tarea 

En el cereal -próximo a sembrarse- los aumentos en los volúmenes de fertilización permiten potenciar rinde y proteína. Entidades y empresas avanzan junto con los productores incorporando tecnologías, automatización y procesos hacia una agricultura más eficiente. 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

Mientras se calientan los motores para el inicio de la campaña de granos finos, Campolitoral decidió consultar a los que más saben sobre las nuevas tendencias en materia de tecnologías y de procesos. "Como primer medida, para determinar cuánto, cuándo y cómo se deben aplicar los nutrientes necesarios para el óptimo desarrollo del cultivo, es necesario evaluar las condiciones de fertilidad del lote", aconsejan desde INTA Paraná.

Para ello, el análisis de suelo es una de las herramientas de diagnóstico más difundida y utilizada, debido a que permite conocer la disponibilidad de nutrientes antes de la siembra, aconsejan. En este sentido, recomiendan prestar especial atención a las dosis optimas de Nitrógeno y Fósforo necesarias para alcanzar hasta 4000 kilos por hectáreas de trigo.

"El análisis de suelos es una herramienta de diagnóstico sencilla y de fácil interpretación, siendo muy adecuada para ajustar la nutrición nitrogenada, fosfatada y potásica en el cultivo de trigo", explicó Ricardo Melchiori, especialista en cultivos de dicha institución. Para el especialista, las deficiencias nutricionales limitan el rendimiento alcanzable cada año, y es por eso que la magnitud de la deficiencia es la que definirá el efecto de dicho nutriente sobre el rendimiento.

En el caso del trigo, Melchiori puso el foco en el Nitrógeno: "Es el nutriente que generalmente más limita la producción. En Entre Ríos, la determinación de la concentración de nitratos en los primeros 20 centímetros del suelo ha demostrado ser un buen indicador de su disponibilidad, sin necesidad de mediciones a mayores profundidades", aseguró. Los ensayos realizados en el campo experimental del INTA Paraná ayudaron a ajustar el umbral de nitrógeno recomendado para la región. "Observamos que 100 kilos por hectárea de Nitrógeno añadido a una profundidad de 20 centímetros, es posible alcanzar un rendimiento de alrededor de 3500 a 4000 kilos de trigo por hectárea", puntualizó el especialista.

A todo trigo 

Por otro lado, y en sintonía con esta tendencia, en el Simposio "A todo trigo", se analizaron las novedades en nutrición para potenciar los cultivos. Fue en el marco de la segunda jornada del evento, donde los ingenieros agrónomos Gustavo Ferraris y Martín Díaz Zorita explicaron que el 55% del rendimiento en trigo se explica por la cantidad de agua útil en suelo, más las lluvias en la presiembra. Por lo que una buena condición hídrica inicial es fundamental para obtener un alto rendimiento.

Y en cuanto a los nutrientes, consideraron al Nitrógeno como uno de los más importantes, ya que determina rendimiento y calidad. "La absorción de N en antesis explica el 48% del rendimiento en trigo. A la hora de fertilizar es tan importante la cantidad como la distribución para lograr eficiencia. La dosis que optimiza el contenido de proteína siempre es más alta que la dosis que maximiza el rendimiento. Esto empieza a lograrse con ajustes de 150 kg/ha. Con menos de ese nivel de N los valores de proteínas alcanzables están por debajo del 10%. "Juega mucho en la dosis óptima el margen bruto", remarcaron.

Innovación y compromiso

Juan Carlos Dardano es Jefe de Ventas de FERTEC, la empresa que lidera el sector en Argentina, con una producción de 22 a 26 equipos por mes, el 85 % de los cuales se destinan al mercado interno y el resto se exporta a Uruguay, Paraguay y Brasil (con oficinas propias), aunque también han incursionado en mercados tan distantes como Rusia o Australia.

"La cultura de la fertilización cambió, ahora es algo mucho más presente, y la industria tiene que ofrecer tecnologías y maquinarias que están a la altura. Porque sabemos quiénes son los países que mejor producen. Quiénes logran los mejores niveles de productividad y es algo que está al alcance, aun en este contexto nacional", afirma.

En base a su experiencia, en estos años se dio un cambio muy importante en le paradigma de la fertilización. "Lo viví en carne propia, sobre todo cómo aumentaron las dosis y la cantidad de aplicaciones en trigo persiguiendo productividad, levantar umbrales de rinde, conseguir material de calidad con proteínas, y en cómo se expandió el trigo candeal", afirma en referencia a la demanda interna y de la exportación, a los costos de procesos, ya que se busca tener más proteína para que el cereal tenga mejor rendimiento.

En los últimos 10 años, el dato fehaciente es que se duplicó la aplicación de Urea en trigo y en algunos productores puntuales, hasta se triplicó. En aquel entonces las dosis eran de 200 kilos por hectárea, y hoy el promedio general está en 450 a 500 con picos de 600 y hasta 700 kilos. "Se buscaron superar los techos de rinde, hubo avances en materia de la genética de las semillas, y esto trajo la aplicación de esas dosis en múltiples aplicaciones", agrega.

También explica que esto se justifica por una modernización de la tecnología a través de equipos más eficientes y con mayor velocidad. "Si bien existe un riesgo al aplicar dosis tan altas, el riesgo climático también incide, ya que aumentar la cantidad de aplicaciones aumenta el riesgo de no tener lluvias para incorporar ese Nitrógeno".

Cambiar para mejor

Para Dardano, el cambio se tradujo en aumento de dosis; diversas aplicaciones y eficiencia y precisión en esa aplicaciones contemplando el recurso climático. "No sólo eso, sino que el productor lo ve desde otro lado, ya no lo mira como algo que se da al azar o algo incontrolable. Hoy por el contrario, en el caso de la fertilización, con lluvias pronosticadas a tres días que porcentualmente son fijas o seguras, realiza las aplicaciones".

Para FERTEC el fuerte es la provincia de Buenos Aires, aunque el norte del país ya está gravitando, por una expansión de la adopción de estas tecnologías, incluso en los modos de utilizarla. "En general esta nivelación de tecnología regional fue disparada por la conceptualización de que la tecnología se usaba en zonas de buenos rindes. Hoy, por el contrario, se sabe que aporta un mayor beneficio en zonas marginales o de menor recurso natural. Esto niveló para arriba, al mismo tiempo que también de una manera paradójica, en zonas buenas donde sólo bastaba el recurso suelo para producir, también el criterio cambió, ya que el suelo productivo también necesita tecnología para mantener sus recursos. Maquinaria, nutrición, genética de semillas y procesos", resume.

Dardano sostiene que si bien depende de la zona geográfica, se equilibraron criterios, ya que el N tiene un impacto directo en el rinde del trigo, pero también es indispensable para el maíz, tal como podemos hablar de la importancia del Fósforo en la soja. "Durante mucho tiempo se sub aplicaron nutrientes, de tal manera que el suelo se vio perjudicado, y hoy tenemos zonas en la mitad de partes por millón, estructuras de suelo que cambiaron, y eso representó hacer frente a un paquete tecnológico que el productor no tenía pensado incorporar, pero con la convicción que si no lo hace el recurso se agota".

Evolución constante

Para Dardano, se trata del ADN que los motiva. "Es un gen, un espíritu, un sentimiento que moviliza que nos permite estar abiertos, evolucionando, re inventándonos todo el tiempo en pos de nuestro lema: preservar el medio a base de eficiencia, agregar valor, encontrar soluciones, y ahí es donde más se nota la diferencia, ya que la innovación, la creatividad, la necesidad de constante evolución, de mejorar y ese espíritu, hacen que esa sea una herramienta para transitar las condiciones del país. Claro que han tenido altibajos (como toda la industria metalmecánica en general), pero siempre con la convicción clara salimos adelante". Respecto a lo que se viene, adelantó que tratan de ser vanguardistas para ligar a la agricultura digital, la automatización, los procesos automáticos, que llevan a empezar a pensar otro tipo de gestión de producción. "Sabemos que inexorablemente necesitamos ser más eficientes, agregar valor, cuidar los recursos, algo que necesita amalgamarse y nos genera un desafío a todos los sectores ligados a la producción del país".

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO