21 de Junio de 2021 10:30 HS
Actualidad

Amargo día del apicultor 

En 2021 se frenó el ímpetu exportador que estaba motorizando un fuerte repunte de la actividad. La pandemia y la volatilidad del mercado externo ponen en jaque a una economía regional clave para la provincia. 

Federico Aguer 

faguer@ellitoral.com

Según las cifras oficiales, entre 2019 y 2020 hubo un marcado crecimiento en las exportaciones (que llegó al 45%), lo que permitió que la actividad apícola santafesina mantenga el tercer lugar en el podio nacional, luego de Buenos Aires y Entre Ríos.

En números, este crecimiento se reflejó en 10.122 toneladas exportadas de enero a noviembre de 2020, significando un importe de más de 24 millones de dólares (las cifras del año 2019 arrojaban 6.977 toneladas por un monto de 16 millones de dólares).

El mercado, más difícil que nunca

Sin embargo, 2021 arrancó con una tendencia totalmente opuesta. Gustavo Bertoldi, presidente de la Cooperativa Cosar de Sauce Viejo, en diálogo con Campolitoral remarcó el freno de este saludable proceso en el último período, y las dificultades que atraviesa el mercado externo, principal destino de la miel santafesina.

"Veníamos con un impulso lindo porque los precios de la miel habían subido, pero de golpe se nos traba la rueda por un juicio en EE.UU por dumping. Eso significa que ellos piensan que nuestra miel llegó allá por menos del costo y les causa un perjuicio a sus productores. Por eso piden un arancel para que lo podamos ingresar, que puede ir del 10 al 50 %", se lamenta, y aclara que EE.UU es el país que mejor paga la miel.

Sin embargo, volver el escenario atrás es muy difícil. Y costoso. "Este mercado se puede recuperar sólo haciendo un juicio, lo que tiene un costo que oscila entre los U$S 250 mil a un millón y medio: para nosotros es inaccesible. Si alguna empresa grande lo puede hacer, después nos termina comprando a nosotros para exportar", agrega con impotencia.

Por otro lado, remarcó que el mercado europeo está a a la expectativa de lo que ocurra con esta situación. "Están a espera de saber donde se posiciona el precio, pero para nosotros y para todos los productores es un golpe anímico. Estamos tratando que Cancillería nos ayude con algún estudio para que nos defienda, pero hay poco. No hay un solo abogado contratado en EEUU por cualquier litigio. Es lo que hay, nos estamos defendiendo como podemos", agrega. "Además se nos suma la tristeza por esta pandemia que configura un momento de desgano. La apicultura no se termina de afianzar porque es un serrucho en un montón de ítems que no manejan los productores. Igual estamos y defendemos la actividad, que para nosotros es una pasión", sostiene con orgullo.

Japón también se frenó

Consultado sobre uno de los destinos más frecuentes de la miel santafesina, se lamentó por el freno a las ventas por una barrea sanitaria. "Nos costó mucho poder lograr la mercadería que ellos quieren. El límite de glifosato en miel es en su legislación de menos 10 partes por billón. Hubo que homogeneizar mucho para lograrlo", dice en referencia a un mercado que consume mucha miel, pero al que sigue costando trabajo entrar. "Si China nos compraría, no podríamos abastecerlos. Por eso con las limitaciones de juntarnos con funcionarios, seguimos participando con todos los zoom pero no es lo mismo, hace un año y medio que no pisamos un despacho en Buenos Aires y la gestión se nos complica muchísimo. A nivel cooperativas exportadoras del país, pero se hace lo que se puede. No hay muchas positivas para contarle a la gente", analizó con amargura.

Deudas y objetivos

Según el director provincial de Producción Lechera y Apícola, Abel Zenklusen, "el año 2020 ha sido altamente positivo para el sector, ya que se logró consolidar un marco institucional a través de la Mesa de Diálogo Apícola en la cual se generan los consensos necesarios para avanzar en una estrategia de crecimiento de la cadena".

Para 2021 "buscamos consolidar los logros del año pasado" y adelantó que "las acciones van a estar orientadas a la mejora de productividad, promoción del consumo de miel vinculados al mercado interno y externo, disponibilidad de herramientas financieras a medida de la cadena, fortalecimiento de la institucionalidad y puesta en valor de la abeja en la sociedad santafesina".

Números de una economía clave

La provincia de Santa Fe cuenta con 1.419 apicultores registrados según el Registro Nacional de Productores Apícolas (Renapa), con unas 393095 colmenas totales, de las cuales 6.700 se encuentran certificadas en producción orgánica.

Existen en Santa Fe 16 cooperativas de origen apícola y nueve asociaciones de productores, orientadas al asesoramiento, capacitación, promoción y financiamiento de la apicultura santafesina. Cuenta con 105 salas de Extracción de Miel habilitadas y tres establecimientos exportadores, desde donde se comercializa más de la mitad de la producción regional. Con tres establecimientos fraccionadores de miel habilitados para la exportación y 56 habilitados por el RNE (Registro Nacional de Establecimiento), Santa Fe está en el segundo lugar a nivel país en la cantidad de establecimientos fraccionadores.

Además, en la provincia se distribuyen siete establecimientos estampadores de cera, cuatro cabañas apícolas certificadas y 20 multiplicadores de reinas.

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO