30 de Julio de 2021 14:48 HS
Actualidad

Insólito: Fantini intervino el sindicato de la carne de San Jorge tras la renuncia de los jefes locales

Un mes atrás, operarios de Quickfood habían denunciado maltratos de la empresa en connivencia con el gremio. El propio Secretario General de la Federación nacional visitó la ciudad y designó a uno de sus hombres como interventor.

La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, que conduce José Alberto Fantini, intervino el pasado lunes 26 de julio el Sindicato de San Jorge ante la acefalía que provocó la renuncia de toda la comisión directiva local.

Bajo la conducción de Claudio Blanch, a quien se considera "mano derecha de Fantini" dentro de la Federación, el gremio no supo responder a las denuncias de los operarios del frigorífico Quickfood por maltratos de la empresa, lo que generó manifestaciones de protesta frente a la sede sindical y desencadenó en un proceso de crisis interna.

El propio Fantini se hizo presente en San Jorge el lunes, se reunió con los empleados y visitó la planta. Llegó junto a Jorge Fiorentini, dirigente rosarino a quien presentó como el interventor que tendrá durante un tiempo la tarea de mediar entre los operarios y el grupo brasileño Marfrig, además de diagramar la elección de nuevas autoridades locales para el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria de la Carne de San Jorge.

Durante su estadía en la ciudad del departamento San Martín, Fantini tomó contacto con la prensa y declaró: "vengo a intervenir una filial donde respeto mucho a Claudio (Blanch), fue mi secretario adjunto en la Federación en su momento, pero teníamos que oír el reclamo de la gente". Sobre la dimisión de las autoridades locales, indicó: "se comprometieron conmigo que iban a renunciar, que no querían saber más nada; y acá estamos". 

Un mes atrás, operarios de Quickfood habían hecho público un documento en el que denunciaron "terribles políticas, decisiones y despidos" por parte de la empresa "con el apoyo del Sindicato de la Carne"

El eje de los reclamos económicos -denunciaban- eran las magras sumas que pagaría la firma brasileña por premio a la productividad, de $1.200 por mes; y el presentismo que rondaría $240. Además de no abonar el tiempo de "comedor", media hora con que cuentan para alimentarse, en los turnos de 9.30hs de trabajo (pero cobran sólo 9hs). Luego de que un grupo de delegados se reuniera con el gremio para pedir que trasladen los reclamos al frigorífico, algunos de los voceros fueron castigados por la empresa. Esto desencadenó el enojo y las protestas. Las tensiones siguieron hasta que los directivos locales anunciaron que abandonaban sus cargos, impotentes frente a la situación.

"Tenemos muchísimos reclamos" le dijo Fantini a la prensa de San Jorge. Y ratificó: "no quedó nadie de la comisión directiva anterior y estamos empezando a ver cuales son las fallas que hay". Tras recorrer la planta, señaló: "aprovechamos para ver las condiciones, que no son las óptimas; es la visión que nos llevamos". Y detalló: "hay gente hacinada en lugares de trabajo muy chicos, con mucho riesgo de accidentes".

Por su parte, el interventor Fiorentini se refirió a la futura conformación de una nueva conducción local: "por el momento vamos a charlar con los operarios y después se verá a futuro cómo funcionará el sindicato y si habrá que formar una nueva Comisión Directiva, pero va a llevar un poco de tiempo".

Durante la visita a la planta, Fantini también se reunió con los directivos de Quickfood. "Fuimos a decirle a la empresa que queremos trabajar en conjunto y nos presentaron un proyecto de agrandar la planta, porque la hamburguesa ya no es el negocio, porque no se puede exportar", relató. 

De todas formas sugirió que si se entorpece el funcionamiento de la planta la firma podría tomar medidas drásticas. "Hay un montón de cosas que reclamó la gente que trataremos con diálogo con la empresa para que no se cierre, nosotros queremos que la empresa siga funcionando", dijo. Y mencionó el caso de Ramallo (BsAs), donde "hubo una sublevación y el dueño decidió cerrarlo (al frigorífico); por suerte conseguimos reabrirlo, no queremos que pase lo mismo".

En ese sentido se refirió a los perjuicios que podría generar el cepo a la exportación, dispuesto por el gobierno nacional, y declaró: "yo le explicaba a los muchachos, porque mucha gente no sabe lo que está pasando, que la fábrica corre riesgo de tener que achicarse".

Por lo tanto, el jefe de la Federación Nacional pidió tranquilidad a los empleados. "Cuidemos el trabajo, tengan la paciencia suficiente", les dijo, y prometió que se iba "con todos los reclamos de la gente anotados". 

En ese sentido, estableció prioridades: "primero es resguardar el trabajo, después que cobren medianamente lo que corresponde y después que se termine el maltrato definitivamente en la planta, porque el látigo se terminó, ya no estamos en el tiempo de la esclavitud".

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO