18 de Agosto de 2021 11:25 HS
Actualidad

Año soñado para la soja en el centro norte santafesino

Los buenos rendimientos se combinaron con precios 55% superiores, lo que arrojó márgenes brutos que -en algunos casos- llegaron a triplicarse respecto de la cosecha anterior.

La combinación de buenos rindes y altos precios hicieron que la campaña pasada sea de las más rentables que tuvieron los productores de soja en el centro norte santafesino, según el informe final que difundió la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Como cada año, el Centro de Estudios y Servicios de la institución elaboró una síntesis con los datos que marcaron el ciclo de la oleaginosa. Así, los casos testigo arrojaron márgenes brutos que duplicaron y hasta triplicaron los del año pasado, según la zona y si el cultivo se hizo en campo propio o arrendado. Aunque el margen por hectárea siempre es mayor en campo propio, sea en sojas de primera o de segunda, se destaca que los mayores saltos proporcionales se dieron en planteos bajo alquiler, tanto en Las Colonias como en General Obligado.

La campaña de soja 2020/21 se dio por finalizada los primeros días del mes de julio en el centro-norte de la provincia de Santa Fe. Y el reportes sintetizó que estuvo signada "por factores comerciales muy favorables, con precios que no se observaban desde hace 7 años". Así, los productores "respondieron a este contexto de manera muy positiva, destacándose una implantación récord y una mayor tecnología aplicada al cultivo, a pesar de algunos inconvenientes climáticos al inicio del ciclo".

En los doce departamentos que monitorea el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) se sembraron 1.485.000 ha, "lo cual constituye la mayor superficie registrada desde que se realiza el relevamiento" y un 3,4% mayor a lo implantado la campaña pasada. Un 63,0% (935.000 ha) correspondieron a soja de primera, mientras que las restantes 550.000 ha fueron cultivos de siembra tardía.

La variabilidad climática provocó gran disparidad de rendimientos, aunque con una pérdida de área prácticamente nula (sólo 0,5% de lo implantado). Sin embargo la productividad fue similar a los últimos años, aunque levemente menor a la campaña pasada. El rinde promedio (sumando cultivos de primera y segunda) se ubicó en 32,3 quintales, un 6,8% menores a los del ciclo 2019/20, pero 2 quintales por encima del promedio de las últimas 5 campañas.

Al discriminar por fecha de siembra, la soja de primera rindió un promedio de 36,0 qq/ha (-7,7% interanual) y la de segunda 26,0 qq /ha (-4,6%). "Con estos rendimientos, la producción total de soja fue de 4.772.305 toneladas, registro que ubica esta campaña como la segunda mejor desde que se realiza el SEA, levemente por debajo de la 2019/20 (-3.1%)". La soja de primera aportó 3,3 millones de toneladas, casi 150 mil menos que la campaña pasada; mientras la de segunda sumó 1,4 Mtn, registro casi idéntico al del ciclo 2019/20.

Tras una campaña 2019/20 que se inició con precios deprimidos, el súbito crecimiento de la demanda China apretó los números a nivel mundial y estimuló un alza de precios "que llegaron a niveles que no se observaban desde 2014". Estos fundamentos siguieron firmes este año, impulsando el crecimiento sostenido de los precios internacionales. Tomando como referencia el mes de mayo y primera quincena de junio ?periodo de mayor actividad de cosecha de soja en la región- el promedio fue de u$s 338,9 la tonelada, lo cual significa un 55,4% más que igual promedio del año pasado.

En base a estos números (rindes y precios), y en combinación con la estructura de costos, se trazaron simulaciones de márgenes brutos para distintos planteos en Las Colonias (centro provincial), con aplicación de tecnología media-alta, y en General Obligado (norte) con tecnología media-baja.

En Las Colonias, los productores que trabajaron sobre campo propio, obtuvieron márgenes brutos promedio de u$s/ha 621,7 y u$s/ha 349,4, en lotes de soja de primera o de segunda, respectivamente. Frente al resultado de la campaña anterior, estos indicadores crecieron 70% y 204%. Para quienes sembraron en campo arrendado, el margen bruto promedio fue de u$s 282,8 por hectárea en siembras tempranas y de u$s/ha 179,9 en las de segunda. "Este último se destaca en la comparativa con el estimado del año pasado, en el cual los márgenes habían sido muy escuetos", remarca el trabajo, ya que mientras los primeros mejoraron 92% los segundos se multiplicaron 8.8 veces (777%) versus el ciclo previo.

En General Obligado, los cultivos de primera dieron un margen bruto en campo propio de u$s/ha 460,0, mientras que bajo arrendamiento fue u$s 297,3 por hectárea. "Estas estimaciones se encuentran 144,7% y 256,5%, respectivamente, por encima de las correspondientes a la campaña 2019/20", detalla el informe. Para los cultivos tardíos estos valores fueron de u$s/ha 321,9 y u$s/ha 184,0, también en niveles muy por encima de los estimados las últimas campañas: 181% y 780%, respectivamente.

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO