27 de Noviembre de 2021 10:03 HS
Actualidad

ICA-Bremen, el sello que puede impulsar al algodón santafesino

El laboratorio de fibra HVI, que administran en conjunto la Asociación para la Promoción de la Producción Algodonera y el gobierno provincial, cumplió con la auditoría del máximo organismo mundial en la materia. Es el primero en el continente capaz de ser "arbitral y de referencia". La cadena algodonera aspira a avanzar en una denominación de origen para la fibra local.

Juan Manuel Fernández | jmfernandez@ellitoral.com

Enfocados en el impacto del cultivo de algodón en el ambiente, la economía y la sociedad, la Asociación para la Promoción de la Producción Algodonera (APPA), en conjunto con la Fundación Más + Valor, realizaron el viernes 19 de noviembre un seminario internacional como antesala de un acontecimiento de gran trascendencia para la provincia y el país: la certificación de ICA-Bremen del Laboratorio de Análisis HVI de fibra, jerarquía que haría posible avanzar en la definición e implementación de un sello de denominación de origen para el producto santafesino.

Desde el auditorio del Círculo Católico de Obreros de Avellaneda se transmiteron por el canal de Youtube de APPA más de una decena de disertaciones de especialistas y analistas locales e internacionales bajo la consigna "El Algodón Argentino dentro de las Economías Circulares Internacionales". 

Expertos de renombre como el Gerente de operaciones y desarrollo ICA-Bremen Robert Jiang o el franco-argentino George Toby, árbitro de la Asociación Francesa del Algodón, además de destacados profesionales locales como el Dr. Marcelo Paytas (INTA Reconquista), abordaron cuestiones como la relación entre el cultivo y el cambio climático, huella de carbono, trazabilidad y sostenibilidad, moda y algodón responsable, valor agregado, mercados internacionales y trascendencia de la certificación que provee el laboratorio de APPA.

Nuevos mercados

El presidente de la entidad, Ing. Agr. Cristian Zorzón, señaló a Campolitoral que el evento apuntó a enfocar el impacto ambiental, social y económico del ecosistema algodonero argentino, especialmente en para instalar esta mirada sobre la actividad. "Nuevos conceptos, nuevas ideas, por dónde debiera pasar la producción en los próximos años", fue la propuesta institucional.

El dirigente remarcó que mientras Argentina busca alcanzar el millón de hectáreas sembradas, el mercado interno puede absorber sólo una parte de esa producción y el excedente no tiene otro destino más que la exportación. "La idea es buscar nuevos mercados, pero añadiendo un valor agregado", sostuvo, por lo que desde APPA apuntan a fortalecer el programa de algodón diferenciado y trazado que está en marcha y, en una instancia posterior, lograr una denominación de origen.

"Pero para eso necesitamos tener la verdad de la fibra que nosotros estamos exportando", dijo en referencia a la importancia del análisis por HVI (sigla de High Volume Instrument), sistema capaz de evaluar 16 parámetros: coeficiente de hilabilidad, humedad de la muestra, micronaire, índice de madurez, longitud de la fibra, uniformidad, porcentaje de fibras cortas, resistencia, elongación, reflectancia, amarillez, grado de color, cantidad de basura, área ocupada por basura, grado de hoja y cantidad de fibras de la muestra.

Y agregó: "para que realmente crean la fibra que tenemos ahí está el punto: que sea certificado por el máximo organismo mundial que es ICA-Bremen". Se trata del "Centro internacional de excelencia" para las pruebas, la investigación, la formación de calidad y la certificación del algodón. Entidad formada en octubre de 2011, ICA Bremen combina el alcance global de la Asociación Internacional del Algodón (ICA) con la experiencia en calidad de Bremer Baumwollboerse (BBB) y el Bremen Fiber Institute (FIBER) .

Con la auditoría aprobada, las instalaciones de APPA se convierten en "el laboratorio número 12 en el mundo y el 1° en América Latina de tipo público-privado", característica que lo constituye "de arbitraje o referencia".

Los inspectores trabajaron en el laboratorio y entregaron el informe final el lunes 22. "Después es cuestión de cumplir algunos trámites administrativos y accederíamos a la certificación ICA-Bremen", señaló Zorzón.

Este aval implicaría un estatus destacado entre los países de la región. Porque -explicó- en Brasil hay un laboratorio con el mismo sello, pero es de un privado; mientras el de APPA "va a ser el único con articulación público-privada, donde el nivel de arbitraje va a ser muy superior; y los países limítrofes pueden enviar sus muestras".

Denominación de origen

En 2017, cuando el laboratorio se puso en marcha, hubo unas 40.000 muestras analizadas. Luego de una baja en el recibo, producto de la inundación que sufrieron los productores en el noroeste santafesino, el nivel se recuperó y ahora superan las 60.000. "Y una vez que tengamos la certificación, por supuesto que el volumen de muestras se incrementaría; porque cualquier productor o vendedor de fibra de Argentina contaría con un certificado válido en cualquier parte del mundo", remarcó.

El presidente de APPA indicó que actualmente se siembran 450.000 hectáreas en el país, que producen 800.000/900.000 toneladas de algodón bruto y 200.000/3000.000 toneladas de fibra, mientras el consumo interno no supera las 150.000 toneladas. "Todo lo que es excedente se debe exportar y ahí es donde Santa Fe está trabajando en un sistema de diferenciación para llegar a otros mercados", apuntó.

Con ese objetivo en la institución trabajan para lograr una denominación de origen "Algodón Santafesino", por ejemplo en base a las características de calidad, pero también ambientales o sociales. "Estamos midiendo qué cualidad puede tener nuestro algodón de manera que podamos ofrecerlo al mundo, nos estamos preparando para eso", indicó Zorzón. Citó que incluso podría ser por zonas. "Podemos decir que el algodón provincial o de cierta zona, como el noreste, se produce con una emisión de dióxido de carbono reducida", dijo. O bien "plantear que no hay trabajo infantil ni esclavo, que en otros países sí; estamos trabajando en eso".

Con documentos

"Yo me di cuenta que al algodón le faltaba una cosa", señaló George Toby, ex presidente de la Asociación Francesa del Algodón, durante la ceremonia que marcó el final de la auditoría del Laboratorio de Análisis HVI de Santa Fe para acceder a la certificación ICA-Bremen.

"El algodón argentino está desprestigiado, porque es un paria? no tiene DNI y se lo teníamos que dar", remarcó en las instalaciones del Parque Industrial de Reconquista, frente a autoridades de APPA, representantes del gobierno nacional y autoridades políticas locales, como el senador departamental Orfilio Marcón y el intendente Amadeo Vallejos.

La metáfora sirvió para que se entienda el valor que tiene para la producción nacional el sello del máximo organismo certificador del mundo. Con esta herramienta, dijo, la fibra nacional podría recuperar "las letras de nobleza" que ostentó en el mercado de Liverpool, de donde desapareció hace más de 20 años. "Queremos que vuelva a jugar de lleno el mundial, y en la primera división; empecemos por el pasaporte, la identidad", propuso.

Esta certificación aportará seguridad, "la garantía", a los compradores. Y agregó: "ahora viene el segundo sueño, que todas las provincias vayan unidas; el algodón ya tiene identidad, ese laboratorio de APPA, es antes que nada el laboratorio de los argentinos".

Política públicas

En un sentido similar, el Subsecretario de Economías Regionales del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, Luis Almirón, declaró a la prensa que "el laboratorio debe contribuir a una marca nacional y luego las diferenciaciones por provincias".

El funcionario también respondió sobre la llamada Ley Algodonera (N°26.060), que prevé seguros de precios y agrícolas, así como un "precio testigo", sobre lo cual indicó "estamos trabajando en eso".

Como mensaje para el sector, Almirón destacó el trabajo de la Mesa Nacional Algodonera, donde se debería avanzar "sobre lo que falta", como un "Plan Nacional De Desarrollo Algodonero".

El enviado del ministro Dominguez a su vez citó al Ing. Eduardo Delssín, director del Centro Regional Chaco-Formosa, quien postuló tiempo atrás hacer tan fácil el cultivo de algodón como es el de soja. En ese sentido anticipó que "está pronto a salir" un nuevo desarrollo biotecnológico, a cargo de INTA Castelar, para controlar el picudo del algodonero. "Si sale va a ser una revolución mundial", afirmó.

 

El presidente de APPA, Ing. Agr. Cristián Zorzón, precisó que el laboratorio cuenta con la última tecnología en análisis de fibra de algodón: un equipo HVI USTER M1000 de origen suizo, instrumento de referencia a nivel mundial que proporciona resultados precisos, fiables y repetibles. Equipo que es calibrado varias veces en el día con patrones de referencia internacionales suministrados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). "Nuestro sistema de registro de calibraciones asegura resultados precisos, dentro de las tolerancias permitidas bajo normas internacionales", sostuvo.

A su vez, el laboratorio participa de las pruebas del CSITC (Estandarización comercial de pruebas de instrumentos de algodón). Y las rondas de pruebas del CSITC "se basan en exámenes rigurosos de cada laboratorio, de modo que se pueda asegurar un análisis confiable y significativo, que ilustre la exactitud de los resultados y su precisión". 

Actualmente el laboratorio de APPA se encuentra entre los primeros en el Ranking de laboratorios a nivel mundial evaluados por el CSITC. "Bajo este proceso podemos decir que el resultado obtenido, es equivalente a obtener el ADN de la muestra y a partir de éste momento, certificado por ICA-Bremen, lo que permitirá obtener el máximo valor agregado del algodón argentino", celebró.

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO