02-10-2017 / Contra la fiebre aftosa

Comienza una nueva campaña de vacunación

La inoculación en el territorio santafesino se extenderá hasta el 1° de diciembre y será coordinada por técnicos del Centro Regional Santa Fe, junto con los Entes de Vacunación autorizados y agentes oficializados, productores, entes sanitarios, y los laboratorios que elaboran las vacunas.



@Campolitoral

 

El Senasa inicia hoy en Santa Fe la segunda campaña de vacunación anual contra la fiebre aftosa, la que incluirá solamente la categoría de menores de bovinos y bubalinos: terneros y terneras, vaquillonas, novillos, novillitos y toritos. La campaña se da en el marco del Plan de Erradicación y Control de la enfermedad que lleva adelante el servicio sanitario, y también incluye la inoculación contra carbunclo.


Según confirmó el Ente Sanitario, la inoculación en el territorio santafesino se extenderá hasta el 1° de diciembre y será coordinada por técnicos del Centro Regional Santa Fe, junto con los Entes de Vacunación autorizados y agentes oficializados, productores, entes sanitarios, y los laboratorios que elaboran las vacunas.


“La vacunación es una acción obligatoria e indispensable para resguardar la inmunidad de la ganadería argentina y mantener el estatus sanitario del país”, recordó la entidad, y brindó un teléfono (0342) 4553074, para aquellos que quieran evacuar dudas. 


Respecto de los costos para el productor, si bien cada Fundación tiene precios distintos, todos rondan la misma cifra. Por caso, para los productores del departamento La Capital, se acordó un precio final de $ 30, del cual 22,50 corresponden a la Vacuna y 7,50 del arancel veterinario. Vale recordar que en Santa Fe el trabajo de campo es realizado por los veterinarios privados, quienes actúan como Corresponsables Sanitarios con el consentimiento de la Entidad Nacional



+ Noticias


En Portada

"El milagro" de volver a las fuentes

En la zona rural de María Juana, Mario Gallo está transformando su planteo agrícola tradicional a través del Pastoreo Racional. El sistema le permite reducir costos, recomponer el suelo, y una rentabilidad equivalente o mejor a la soja; pero sobre todo, le permite ganar tiempo para disfrutar de la vida en el campo.

"El milagro" de volver a las fuentes