09 de Noviembre de 2022 11:32 HS
Actualidad

Maíces y girasoles acusan el impacto de las heladas

Además de la sequía, los cultivos sufrieron el golpa de las bajas temperaturas en el inicio del mes. Las lluvias posteriores y la estabilidad climática favorecieron su recuperación.

Lote de maíz temprano (de primera) con impacto de la helada y déficit hídrico en el centro del departamento Castellanos

Crédito: SEA

Lote de maíz temprano (de primera); con impacto de la helada y déficit hídrico, en el centro del departamento Castellanos.

En la madrugada del 01 de noviembre se produeron heladas en el centro norte santafesino, que de acuerdo a las diferentes posiciones topográficas, tuvieron mayor o menor impacto e intensidad. A más de una semana empezaron a comprobarse distinitos efectos que causaron en cultivos como maíces y girasoles.

Ante el "acentuado déficit hídrico y heladas", indicó el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, "el maíz temprano evidenció relevantes síntomas, amarillamiento de hojas, enrollado/acartuchamiento, según el estado fenológico de cada uno de los lotes". 

Algunos productores de la región también mencionaron el impacto de las bajas temperaturas en lotes de girasol, que a su vez muestran escaso desarrollo por la carencia hídrica.

En  la semana comprendida entre el 2 y el 8 de noviembre de 2022, predominó la estabilidad climática, con días soleados, temperaturas medias diarias variables en ascenso, que llegaron a máximas de 34 ºC, buen tiempo, nubosidad parcial a total durante un par de jornadas, sin precipitaciones y con importantes vientos de dirección sur – norte o norte – sur, condición que se mantuvo hasta el final del período.

Los cultivares de maíz de primera continuaron su crecimiento o desarrollo, de acuerdo a los beneficios de las irregulares lluvias y captaron cada mm de agua caída, según las diferentes áreas.

La última helada registrada los afectó en distintos grados, según la etapa fenológica y en general reaccionaron favorablemente, pero con la ausencia de precipitaciones, aumento de las horas de sol y consecuente aumento de las temperaturas, aparecieron los primeros síntomas de dicha realidad ambiental.

El ciclo del girasol avanzó normalmente, sin grandes restricciones, con adecuada humedad en el perfil de los suelos y disponible, en la mayoría de los predios. El clima acompañó en gran medida el desarrollo del cultivo y favoreció su evolución.

Las precipitaciones registradas mantuvieron su estado, pero las bajas temperaturas, más bajas de lo normal para la época y heladas, afectaron parcelas puntales del noroeste y centro santafesino.

Se observó un estado muy bueno, con lotes puntuales excelentes en un 95 % de ellos, bueno en un 3 % y regular en un 2 %, del total del área implantada. 10 El stand de plantas en general fue muy bueno y homogéneo, a excepción de los que por diferentes motivos fueron afectados y se debieron resembrar parcialmente, luego reaccionaron favorablemente, pero en algunos lotes se observó cierta irregularidad y no uniformidad.    |

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO