23 de Enero de 2022 13:39 HS
Agricultura

Arroz: una campaña de terror

El cultivo en la costa santafesina sufre, como nunca, la bajante del río. Hay lotes que aún no pudieron regarse y se calcula que el 40% del área arrocera está afectada. A eso se agrega: inestabilidad en el suministro eléctrico; costosísimas obras para que el agua llegue hasta las bombas; disparada en los precio de los insumos y precio planchado para el grano.

Juan Manuel Fernández | jmfernandez@ellitoral.com

No es la primera vez que una bajante complica la producción arrocera en la costa santafesina. Pero este año no es uno más, el nivel del río descendió mucho más de lo normal y no hay máquina capaz de llevar agua para el riego. Casi la mitad de la superficie sufre este problema, con el agravante de estar transitando una durísima sequía con temperaturas inusualmente altas.

Como suele ocurrir en años Niña, la mayor cantidad de días soleados favorece al arroz y se esperan rindes muy buenos. "Pero hay un 40% del área comprometida porque no se pudo regar", advirtió a Campolitoral el ingeniero agrónomo Leonardo Van Opstal, quien ante la difícil situación en la costa decidió elaborar un informe técnico para informar a las autoridades de la provincia.

"Todo aquel productor que utilice agua del río para riego de su explotación en esta ocasión se vio afectado. Los niveles del río son tan bajos que no hay en la zona estructura diseñada para su ocurrencia", indicó en el reporte que tituló "Informe de la situación hidrológica y condiciones ambientales imperantes en los departamentos Garay y San Javier, su impacto en la región". 

Allí, revela que al inicio de la campaña los pronósticos de bajantes no eran claros, "pero de ninguna manera reflejaban la situación actual". Al respecto menciona que con la mayoría de los cultivos ya implantados y el 95% de los gastos hechos "vemos amenazado el objetivo, día a día cambian las condiciones (van empeorando) paulatinamente se van debilitando los recursos, humanos, económicos, y materiales (bombas, motores, instalaciones, etc), es una agonía lenta de todo el sector". 

El técnico explicó a este medio que algunos lotes se "bañaron" (riegos parciales, no constantes), pero otro nunca se pudieron regar desde que se sembraron en octubre, por lo que llevan 70 días de nacidos sin el aporte de agua, viviendo de las escasas lluvias. "Esos están muy críticos", afirmó. 

Como si fueran pocos problemas, mientras duró la ola de calor sufrieron la escasez de energía eléctrica. "No teníamos luz desde las 14 hasta las 16 horas; de bombear 24 horas pasamos a 16 o 18, eso también incide porque no tenés continuidad", añadió.

Más costos 

"Hay lotes que ya se perdieron", mientras otros se van a recuperar un poco con las lluvias de esta semana. "Pero no creo que superen el 50% del objetivo de rendimiento", dijo, que para la zona en general es de 6.000/6.500 kilos. A lo sumo, "esos lotes van a dar 2.500/3.000 kilos".

Las lluvias de esta semana oscilaron entre 30 y 70 mm y "aliviaron un poco los ánimos de la gente". Pero eso no basta para modificar la altura del río y siguen "muy complicados para tomar agua y regar". La peor situación, explicó, se observa en el norte del departamento San Javier, en las arroceras de Colonia Teresa y Alejandra, donde el río está más alejado de la costa y sufren la bajante desde el año pasado. En el sur, con el cauce más próximo, "los problemas crecieron hace 15 días".

A raíz de esto los productores debieron recurrir al movimiento de tierra con maquinaria pesada para cavar canales que lleven agua hasta la toma de las bombas, con el descomunal gasto que representa en muchos casos. "Es mucha plata", remarcó el técnico, quien precisó que una retroexcavadora cuesta $ 10.000 más IVA la hora. Y "acá hay gente que tiene una contratada desde fines de noviembre 12hs por día; es muchísima plata en obras semipermanentes, cuando el río crezca se lleva todo". Por día ese trabajo cuesta enre $ 120.000 y 140.000, estimó.

Sin tener en cuenta esas erogaciones, los rindes de indiferencia son variables porque "hay de todo", según cuando se compraron los insumos. "El que se pudo apalancar y compró en agosto lo hizo a buen precio; en septiembre u octubre los pagó con un 200% de incremento", sostuvo. Para tener una referencia, señaló que la campaña pasada promedió unos 5.500 kilos por hectárea. Y alertó: "con un rinde promedio el margen es del 10%, por lo que va a haber varios productores por debajo de la línea de quebranto".

Casos testigo

En su informe, Van Opstal relata la situación en las tres empresas que asesora. Una de ellas cuenta con 6 estaciones de bombeos, donde en todas se tuvieron que realizar obras de profundización de canales de llegada de agua, aumentar la capacidad instalada de bombeo y agregar caños de succión. Estas acciones se hicieron previendo condiciones similares a las del año pasado. "Pero todas nuestras previsiones fueron superadas" y ante la imposibilidad de bombear no es posible mantener los niveles del riego deseados. "A la fecha tenemos comprometidas seriamente el 15% del área, sin riego aun, comprometidas por faltante de lámina de riego un 40%, hacemos riegos pulsados, condición que debemos revertir en esta semana ya que llegamos a estadios donde la planta no tolera este tipo de manejo", detalló.

En otra firma, que también posee su propio molino, de las dos estaciones de bombeo una está sin acceso al agua desde el año pasado. En la otra se realizaron labores de dragado, y reestructuración de sistema de bombeo, así y todo se decidió solo sembrar un 25% del área requerida para abastecer su industria. "A la fecha tenemos comprometidas, sin riego aun, seriamente el 25% del área; y por faltante de lámina de riego un 30%, donde hacemos riegos pulsados", detalla el informe.

La tercera firma bajo su asesoramiento solo posee una estación de bombeo, y por la fisiografía del terreno se determinó volver a instalar una bomba de alto caudal con un motor diésel en las orillas del río San Javier, que anteriormente se utilizaba en periodos cortos de tiempo para abastecer la laguna en la cual está instalada la estación de bombeo principal. "De esta manera los costos se incrementan significativamente", sentenció.

Una región en crisis

A su vez, muchos productores en la región están integrados verticalmente con un molino y la disminución en la provisión de materia prima anticipa un puja de la demanda por la mercadería, o bien la importación desde otras zonas productoras del país. 

"En la zona va a haber demanda de arroz, porque todos los molinos van a estar en las mismas condiciones", dijo el asesor, y eso impulsará el precio al productor. Por esa vía o "importando" desde otras provincias, posiblemente el producto también se encarezca en góndola. 

Van Opstal explicó que hoy el precio del arroz cáscara no es uniforme. "Hay de todo", desde $ 24 a $26 o $27 el kilo. "Para nada es un buen precio", aseguró, ya que la campaña pasada terminó en $ 26. "Con una inflación del 3% mensual, nos comió un 30% de los ingresos", lamentó. Una posibilidad podría ser el suficiente stock que dejó la cosecha pasada para el mercado interno. Otra puede ser la política de precios máximos del gobierno nacional.

Así, la mayoría de los productores están "en situación crítica", afirmó. Y estimó que "de veinti algo que somos debe haber 19 con problemas". Según sus cálculos, de las 33.000 hectáreas proyectadas al inicio de la cosecha -un poco más que el año pasado- al final de la campaña no llegarían más de 27.000 o 28.000.

En su reporte, el asesor es terminante: "la condición socioeconómica de los departamentos Garay y San Javier dependen en mayor o menor medida del éxito de la cosecha de arroz. Hay miles de puestos de trabajo en relación directa y otros tantos en condición indirecta (fleteros, contratistas, arrendatarios, electricistas, proveedores, etc.)". Por eso consideró indispensable asegurar lo que queda de la producción de arroz: "es vital para la región y necesitamos el apoyo del Estado y sus organismos para lograrlo, además del apalancamiento financiero para poder continuar el año siguiente con las pérdidas que a la fecha ya son cuantiosas".  

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al (+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
#MÁSNOTICIAS
#COMENTARIOS
Últimas Noticias
LO MÁS VISTO